Sacroileitis:
La sacroileitis son dolores en la zona lumbar producidos  en las articulaciones sacroilíacas, que están a la altura de la pelvis formada por el hueso sacro, que es el que está por encima del coxis y el hueso ilíaco. El sacro es un hueso formado por 5 vértebras que se han unido con la finalidad de darle base y sustentación a la columna vertebral, y se articula con otros 2 llamados coxales y que al unirse forman la pelvis. La inflamación de esta articulación se llama sacro-ileitis y se produce generalmente por:
  • un “mal movimiento” por levantar un bulto pesado
  • rotar la pelvis
  • rotar la cintura inadecuadamente
  • trastabillar
  • tropezar al caminar
  • traumatismos con golpes directos como caídas de sentado
  • micro-traumatismos
  • estar mal sentado durante un tiempo prolongado en un asiento duro al que uno no está acostumbrado
  • moverse mal en la cama
  • afecciones reumáticas
  Síntomas:
  • dolores bastante característicos
  • los dolores se concentran más abajo
  • dolor en la parte central de la región glútea
  • dolor al palpar la articulación sacro-ilíaca
  • sensación de incomodidad al estar sentado
  • cuando está sentado, el dolor se alivia al cambiar de posición
  • sensación de no poder enderezar la espalda
  • pierde la curvatura natural de la cintura
  • sensación de rigidez
  • espasmo muscular
  • contracción muscular en la zona por el dolor
  • dolor localizado a nivel de los hoyuelos que se marcan en la cintura, por encima de los glúteos
  • el dolor irradia hacia la región donde se aplican las inyecciones
  • a veces, irradia hacia adelante, a la altura de los ovarios o testículos
  • algunos tienen dolor en el muslo y en el nervio ciático
  • sensación de tener una pierna más corta al caminar
Si el origen es reumático la existencia del dolor es progresivo y de larga duración, y se trata con medicaciones antiinflamatorias y tratamientos locales.   Si el origen es traumático, el dolor aparece inmediatamente después del trauma y el dolor es causado por un desplazamiento de la articulación. La solución es:
  • quiropráctica
  • manual terapia
  • osteopatía
Si una articulación estuvo desplazada durante mucho tiempo, altera todos los elementos blandos que la rodean como los músculos, tendones, ligamentos y nervios que se inflaman.   Después de la corrección mecánica de la articulación que originó el problema, es mejor hacer ejercicios y aplicaciones de diversa aparatología para normalizar el proceso. Los traumatismos más comunes de la articulación sacro-ilíaca son:  
  • una caída
  • estar sentado en un asiento duro por mucho tiempo
  • en el parto
  • heridas deportivas
  • levantamiento de objetos pesados
Tratamiento Fisioterapéutico:
  • En la fase aguda: compresas frías
  • Controlar el dolor:
    • Electroterapia
    • Ultrasonidos
    • Masajes
    • Láser
    • Tens
 
  • Ejercicio de rehabilitación para mantener y recuperar la movilidad y fortalecer la zona.
Problema de Mujeres: La articulación sacro-iliaca está al final de la columna y consiste en la unión del hueso sacro con el iliaco formando el anillo de la pelvis, esta unión es la que se lesiona durante el embarazo y causa los dolores lumbares que muchas madres tienen, sobre todo las que sufren resbalones y caen sentadas o sufren el impacto en el coche al frenar. En el parto la articulación termina por romper los ligamentos sacrolumbares y desencadena una inestabilidad articular que le va a producir lo que normalmente se llama ciática o dolor lumbociatico. Subluxación Sacro-ilíaca: La subluxación sacro-ilíaca causa desequilibrios en las extremidades inferiores y crean una pierna funcional larga y corta. El paciente siente el dolor al caminar por más tiempo, el paseo o los períodos de actividad física. Y muchas veces el dolor es acompañado por una carencia de energía y fatiga. La subluxación puede afectar estructuras más lejos encima de la espina y se puede desarrollar dolor en el cuello, hombros, dolores de cabeza. Las mujeres pueden obtener esta condición durante o después de su embarazo, por eso, el diagnóstico es muy importante y no confundirlo con una enfermedad reumática (análisis de sangre), una hernia discal o estenosis de canal. Los síntomas son idénticos ya que las raíces nerviosas que forman el nervio ciático pasan inmediatamente por delante de la articulación sacro-iliaca. Estiramientos de los músculos más importantes de esta zona:
  • Los glúteos
  • El piramidal o piriforme
  • La cintilla iliotibial
  • Los lumbares
  • Los isquiotibiales
  • El psoas
Servicio a Domicilio: Moraira, Teulada, Benitachell, Calpe, Javea, Benissa, Denia, Gata de Gorgos y Pedreguer


Medifit lo forman: fisioterapeutas quiroprácticos osteópatas acupunturistas
  terapeutas podólogos dietistas fisios deportivos
Medifit es: centro de fisioterapia centro de quiropráctia centro de osteopatía centro de terapia
  clínica de rehabilitación clínica de osteopatía clínica de quiropráctia clínica de fisioterapia 

Articulos